DelFÍN al campeón de la Sudamericana

  • El 'Cetáceo' clasifica en el mejor partido del año

Jueves, 28 Noviembre 2019 16:14

D
elfín e Independiente del Valle, dos equipos que son queridos y respetados por la afición neutral, fueron protagonistas de una excelsa tarde de fútbol en Manta demostrando que cualquiera de los dos puede ser campeón por sus méritos.



Tras el empate a 0 en la ida, los locales partían con ventaja y la lógica apostaba que sería el campeón de la Copa Sudamericana quien tome la iniciativa en el partido. Pero el clima, el estadio casi lleno y la intensidad del equipo de Bustos hicieron que fuera al revés, y Delfín fue un torbellino en los primeros minutos donde consiguió dos goles.


David Noboa, el hermano menor de Christian, no desaprovechó su oportunidad de titular y con un 'cabezazo' digno de un goleador mandó el balón a guardar en la red ante el júbilo de la afición que copó el Jocay.


La tormenta no pasaba para Independiente que no parecía en esos minutos el asombroso equipo que ganó la Copa Sudamericana. La velocidad de los jugadores de Delfín era superlativa y eso se notó en el segundo tanto de contragolpe con una culminación exquisita de la 'Tuka' Ordóñez.


El Jocay era una fiesta completa y cuando parecía que todo era perfecto, el campeón sudamericano reaccionó y se acordó de sus noches de gloria internacional cuando silenciaba a estadios enteros copados por aficionados del rival.


Independiente se motiva cuando tiene todo en contra y como aquellas serpientes más letales y sigilosas encontró un gol que le metió en el partido. Gabriel Torres, el panameño, aprovechó un grosero error de Cangá y mandó el balón a guardar con furia.


Los del Valle incrementaron su nivel y ya parecía ser el equipo de siempre, el que juega y no se achica a nada. La vocación ofensiva de Delfín provocaba que por naturaleza tenga problemas en generar solvencia defensiva y eso lo detectó nuevamente Torres que estableció el empate y puso la clasificación a un solo gol.


El segundo tiempo fue un manojo de nervios para ambos, pero eso no impidió a que se vea un partido lleno de emociones y de intensidad que hacían vibrar a todos en el estadio y a los que estaban detrás de la pantalla también.


Independiente fue más peligroso en esos minutos, pero Delfín también respondía con lo suyo por lo que la sensación de gol era permanente. Tuka Ordoñez tuvo una clara que a la final no pudo definir y ya el partido parecía tener un destino final.


Delfín pudo mantener el resultado y se clasificó a las semifinales con la ilusión de volver a una final y conseguir su primer título. El fútbol se lo debe y Manabí sueña con tener un campeón nacional.


Los goles del partido



Valora este artículo
(0 votos)
Escrito por
Esteban Echanique

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.